30 nov. 2010

¿Quién dijo que la Tierra era redonda y la superficie del océano plana?

Este curso tengo una asignatura que cada día me sorprende con una cosa nueva que no sabía acerca de nuestro planeta azul. Ya hace tiempo me llamó la atención la siguiente imagen, que me fue mostrada durante una de esas clases:
Sí, es una imagen de nuestro planeta, con la que no estamos muy familiarizados. Estamos más acostumbrados a ver representaciones de la Tierra de la siguiente forma:
Sin embargo, esta imagen que nos muestran los satélites es un reflejo tanto de la superficie de la Tierra propiamente dicha, como de la altura de la atmósfera. Y os preguntaréis ¿y qué? Pues fijáos en la siguiente imagen:
Esta figura muestra las alturas del Geoide del modelo de campo gravitatorio EGM96, en relación con el elipsoide GRS80. Es decir, cómo quedarían las alturas de la superficie de la Tierra siguiendo esos supuestos. Si os paráis a entender la imagen (y digo os paráis porque la calidad deja mucho que desear...), observaréis que hay zonas elevadas y zonas hundidas. Pero, para poder entender que quiere decir todo esto antes debéis saber qué es el Geoide y lo que es un elipsoide de referencia.
La forma geométrica de la Tierra es única. No hay ningún cuerpo geométrico que sea exactamente igual a ella, por esto se ha optado por denominar a la forma de la Tierra "Geoide".
Geoide: Superficie equipotencial que es perpendicular en todos sus puntos a la dirección de la gravedad resultante de la atracción terrestre y la fuerza centrífuga originada por la rotación terrestre.
O dicho de otro modo, el Geoide sería la superficie que uniría todos los puntos de la Tierra que poseen el mismo valor de campo gravitatorio.
Este Geoide tiene ondulaciones en su superficie (no confundir con topografía) y éstas se deben a la irregular distribución de las fuerzas gravitacionales en la masa del planeta.
Geoide exagerado (Fuente: http://geoide.es/index.html) 
El cuerpo geométrico que más se acerca a la forma del Geoide, es el "Elipsoide de revolución" o sea un elipsoide al que se hace girar sobre su eje menor y constituir un cuerpo con superficie. De esa manera, sobre la superficie del elipsoide, se pueden efectuar los cálculos angulares de posicionamiento y los cálculos de distancias (en esto se basa el GPS). Ahora bien, si la superficie del Geoide no coincide con la del elipsoide, ¿cómo se puede minimizar el error que genera esa diferencia?
Existe un elipsoide de referencia para cada zona de la Tierra, pues como habéis visto en la figura anterior, el Geoide no es regular, por lo que un mismo elipsioide no sirve para toda su superficie.
Aproximación de un determinado elipsoide de referencia a la forma del Geoide (Fuente: http://www.iesvillegas.com/medida_tierra2/images/geoide.png)
Después de todo este rollo pensaréis, ¿qué tiene que ver todo esto con el título? Resulta que el Geoide sería la verdadera forma de la Tierra, es decir, que la Tierra no es una esfera perfecta que está achatada por los polos (como a todos nos enseñaron en las clases de Ciencias), y la superficie del océano no es plana (me refiero a que, si quitamos las alteraciones producidas por mareas, olas y demás fenómenos oceanográficos, la superficie seguiría sin ser plana):
Como bien muestra la imagen, que la superficie no sea exactamente plana influye en el nivel del mar que se mide en los continentes (esta puntualización ha de tenerse en cuenta a la hora de interpretar la subida o bajada del nivel del mar -algo tan en boga en nuestros días-).

Pero lo que realmente me llamó la atención es que esta forma del Geoide cambia con el tiempo, debido a los diferentes fenómenos geológicos que ocurren en nuestro planeta vivo (vulcanismo, formación de nuevos mares, choques entre continentes...).

Contestando a la pregunta del título: la Tierra no es redonda y la superficie del océano no es plana. Espero que os haya resultado entretenido e interesante.

Hasta la próxima