8 ago. 2010

Los recortes de presupuesto en I+D+i llegan a los laboratorios

Ciencia e Innovación rebaja en 50 millones los proyectos de investigación

Los recortes presupuestarios también han llegado ya a la I+D y, en concreto, a los proyectos de investigación que se están llevando a cabo en los laboratorios. El Ministerio de Ciencia e Innovación ha rebajado el presupuesto de este año destinado a los proyectos de investigación que se enmarcan dentro del Plan Nacional para el que se contempla una partida presupuestaria de 380 millones de euros frente a los 430 millones de euros que se destinaron en 2009, lo que supone una diferencia de 50 millones de euros, y eso que la ministra, Cristina Garmendia, aseguró y reiteró que no se reduciría la partida presupuestaria de este programa clave del sistema de I+D español.

La reducción, que ronda el 15% de media, pero que en algunas áreas es superior, no tiene efectos necesariamente graves en los equipos potentes, que, además, cuentan con otras fuentes de financiación, como los proyectos europeos. Pero los grupos más modestos pueden verse obligados a replantearse los objetivos, prescindir de contratos de becarios (¿qué va a ser de mi futuro como investigadora?), o incluso a cancelar el proyecto mismo. En el caso de los jóvenes científicos que empiezan ahora su carrera, la repercusión del recorte puede ser crítica si no logran financiación suficiente para sus primeras investigaciones independientes. 

Ante 2011, Ciencia y Tecnología aspira a la congelación de la financiación respecto a este año, pero está por ver cómo queda el borrador de presupuesto que elabora Hacienda. 

Los responsables del plan nacional explican que pese a su intención de mantener la financiación al nivel del año pasado, la previsión de que la crisis no terminará este año les ha llevado a recortar en esta partida. Hay que tener en cuenta que los proyectos son de tres años y, una vez concedidos, hay que pagar las tres anualidades. Ahora, tras las evaluaciones, se están asignando a los proyectos nuevos, mientras que los de 2009 y 2008, reciben automáticamente los fondos comprometidos en su momento. Los científicos, al obtener una plaza en un instituto o en una universidad, reciben, además del salario, el despacho, el espacio del laboratorio y poco más. Los gastos de equipos, contratos de ayudantes, material, animales de experimentación, etcétera, se lo financian con el dinero que logran sus proyectos en las convocatorias competitivas. 

En lo que sí ha cumplido el ministerio ha sido en el compromiso de no recortar los contratos Ramón y Cajal y las becas FPI para realizar la tesis doctoral, de modo que se convocan este año 250 y 1.100, respectivamente, igual que en 2009 (¿eso significa que cuando me doctore lo reducirán? :(). 

Sin embargo, los investigadores afirman que si el recorte se alarga hasta 2011 o incluso más, las repercusiones serán terribles para la ciencia española. 

Las cuentas de I+D
  • En 2009 se solicitó financiación del plan nacional para 5.880 proyectos de investigación y, tras el proceso de evaluación, se aprobaron 3.732. Las cifras definitivas de la convocatoria de 2010 se conocerán a finales de verano.
  • El CSIC recibe del ministerio este año 120 millones de euros menos que el pasado, y en 2009 fueron 60 menos que en 2008. En total, es una reducción de 180 millones sobre los 600 de 2008, un 30%. El Ciemat ha sufrido un recorte del 36% en estos dos años, con 35 millones en el presupuesto de 2010 por debajo de los 96 de 2008. Pese a que ambas instituciones obtienen recursos añadidos por proyectos y contratos, su situación es muy complicada y ahora sus responsables aspiran, como mucho, a ver congelado su presupuesto en 2011.

Fuentes:
El País ; Aprendemas.com

3 ago. 2010

Censo de Vida Marina

El Censo de Vida Marina (2000 - 2010) es el mayor programa global de investigación de la biodiversidad marina, durante el cual se han descubierto 1.200 nuevas especies, tras el estudio de 25 zonas (fig. 1).
Entre los parámetros evaluados se encuentran la riqueza regional de especies, el número de especies endémicas e invasoras, el número de guías de identificación de especies y de expertos en taxonomía, y el estado de conocimiento de la zona. Y os preguntareis, ¿por qué el número de guías de identificación de especies y de expertos en taxonomía, y el estado de conocimiento de la zona son parámetros para evaluar la biodiversidad marina? Pues bien, os explico: durante el estudio se descubrió que había una correlación positiva entre la riqueza de especies y el estado de conocimiento de la zona, es decir, cuanto había invertido el país en estudiar sus hábitats marinos. Y también entre el número de guías y el estado de conocimiento y la riqueza de especies. Por otro lado, el número de especies invasoras se correlaciona con el estado de conocimiento de la zona. (Por cierto, se vio que hacen falta taxónomos: ¡Aquí tenéis una profesión de futuro!).

Estudiando todo esto, los NRIC identificaron la sobrepesca, la pérdida de hábitat y la contaminación (contaminación por xenobióticos y eutrofización) como las principales amenazas para la biodiversidad, seguidas de las especies invasoras, y la alteración de la temperatura, acidificación e hipoxia, debidas al “Cambio Climático”. Siendo los mares más cerrados – Mediterráneo, Golfo de México, las plataformas continentales de China, Báltico y Caribe – los que poseían la mayor amenaza para la biodiversidad a escala global debido a los efectos acumulativos de diferentes variables.

La biodiversidad del Mediterráneo es la más amenazada del planeta

El Mediterráneo resulta ser el ecosistema más amenazado, seguido de cerca por el Golfo de México y la plataforma continental de China. Cosa que es preocupante, pues el Mediterráneo es uno de los mares con más diversidad marina del planeta. De hecho, es el cuarto en la lista tras las aguas australianas, japonesas y chinas y cuenta con unas 17.000 especies marinas descritas hasta la fecha. Asimismo, tiene zonas de elevada concentración de especies con importancia ecológica, como el estrecho de Gibraltar, el Mar de Alborán, el mediterráneo español y la zona africana asociada, y el norte de los mares Adriático y Egeo. Regiones que muestran una alta concentración de especies en peligro, amenazadas y vulnerables.

Debido a que es un mar cerrado, el Mediterráneo posee una elevada amenaza para la biodiversidad, siendo los impactos causados por las actividades humanas proporcionalmente mayores en él que en cualquier otro mar del mundo. La explotación de sus recursos marinos contribuye o causa un 93% del agotamiento de las reservas y un 100% de las extinciones locales, lo que se enfatiza en las especies de interés comercial.

A los impactos citados anteriormente se suman los generados por la acuicultura y maricultura, y el tráfico marítimo (colisiones con embarcaciones), especialmente importante en este mar. Por otra parte, se estima que en el Mediterráneo existen más de 600 especies invasoras, lo que representa el 4% de las especies que en él habitan, siendo este valor, el más alto de todas las regiones estudiadas (Tabla 6). La siguiente en la lista, la zona europea del Océano Atlántico, tiene 245. Los investigadores piensan que la mayoría de estas especies proceden del Mar Rojo y entraron al Mediterráneo a través del canal de Suez.

Aun así, el conocimiento total sobre las especies del Mediterráneo y sus patrones de distribución son incompletos, ya que quedan muchas especies por descubrir. De hecho, la proporción de especies no descritas para el Mediterráneo profundo se estima en un 75%. Así que mis queridos futuros Científicos Marinos, Biólogos... ¡aún queda mucho por descubrir!

Fuentes: